Hemianopsia: posibilidades de entrenamiento tras un ictus

¿Qué es la hemianopsia?

La hemianopsia es una deterioro de la visión que puede producirse, por ejemplo, tras un ictus, una hemorragia cerebral, una cirugía cerebral o una enfermedad tumoral. Está causada por una lesión en el curso de la vía visual y da lugar a una restricción o pérdida unilateral o bilateral del campo visual. El campo visual es el área que puede verse cuando se mira de frente con ambos ojos e incluye los campos de visión central y periférico. A menudo, la hemianopía está limitada por la línea media vertical del ojo y suele producirse en ambos lados del ojo; en casos raros, sólo está afectado un ojo. En general, se distinguen dos formas de hemianopsia: la hemianopsia homónima y la heterónima.

Hablamos de hemianopsia derecha o izquierda cuando los dos ojos del mismo lado están afectados. Esto ocurre cuando hay un daño en la vía visual o en el centro visual en sólo una mitad del cerebro. En este caso, la persona sólo puede ver un lado del campo visual normal, ya sea el izquierdo o el derecho. Esto se nota en la vida cotidiana, por ejemplo, cuando el paciente sólo come la mitad de su plato, pero deja la otra mitad vacía. En la hemianopsia heterónoma, ambos ojos están afectados. El defecto afecta a los lados exteriores del campo de visión, por lo que se denomina visión oblicua.

➤ El sufrimiento causado por la ceguera hemifacial suele ser elevado, ya que los afectados ya no pueden ver bien a las personas y los objetos en la zona dañada del campo visual.

La desconocida restricción de la visión puede ser confusa, a los pacientes les resulta difícil orientarse por sí mismos y a menudo se sienten inseguros en general. Por muy graves que sean las limitaciones asociadas a la hemianopsia, el tratamiento de la pérdida de visión puede ser prometedor.

Terapia de la hemianopsia

En el caso de la hemianopsia, existen diversos enfoques terapéuticos que tienen como objetivo la restauración parcial de la facultad visual (entrenamiento de restitución) o, al menos, la mejora de los movimientos de búsqueda en el campo visual afectado y, por tanto, el mejor manejo posible de las deficiencias existentes (entrenamiento de compensación). Para restaurar la visión, al menos parcialmente, el entrenamiento de restitución utiliza estímulos visuales de luz, color y forma. Sin embargo, este método terapéutico tiene la desventaja de que existen pocas o débiles pruebas científicas que demuestren su efecto. Además, la formación en materia de restitución es muy cara.

El entrenamiento de compensación, por otro lado, adopta un enfoque completamente diferente al entrenar específicamente los músculos del ojo. En ejercicios independientes o junto con terapeutas formados, como neuropsicólogos o terapeutas ocupacionales, se utilizan programas asistidos por ordenador para centrarse en puntos específicos, así como en movimientos oculares y estrategias de búsqueda específicas. El objetivo del entrenamiento de sacadas es mejorar el sentido de la orientación de los afectados por la hemianopsia y ofrecerles más seguridad en la vida cotidiana.

Este entrenamiento ocular se lleva a cabo bajo la guía terapéutica o en ejercicios independientes en casa. Con un terapeuta, puede incluir estrategias como trabajar con papel y lápiz, tachar palabras o números, o paseos manuales en los que se pide a la persona que busque objetos específicos en la zona de su visión alterada. Además, existen programas informáticos como el Saccadentrainer, que entrenan los músculos oculares con la ayuda de ejercicios en pantalla. Se trata, por ejemplo, de números de una a varias cifras, así como de letras que aparecen en la pantalla. El paciente tiene la tarea de tocarlos con el ratón y es recompensado auditiva y visualmente cada vez que encuentra un número o una letra. Al final de una tarea, cuando se han tocado todos los números o letras, se evalúa la velocidad del paciente para resolver la tarea.

 

¿Cuál es el beneficio de la terapia?

El éxito del entrenamiento sacádico depende en gran medida de la evolución individual de la enfermedad, la extensión y la forma de la hemianopsia. En general, cuanto antes se inicie el tratamiento tras la aparición de la hemianopsia, mayores serán las posibilidades de una mejora significativa y duradera.

➤ Al tratarse básicamente de un entrenamiento de los músculos oculares, el entrenamiento de sacadas puede iniciarse en cualquier momento y sigue teniendo gran éxito incluso en personas que llevan 10 años con hemianopsia.

Para demostrar científicamente el éxito de la terapia sacádica y hacerla más medible, los científicos piden más estudios Aunque esta forma de terapia ya ha demostrado su éxito en la práctica y los científicos ya han encontrado cambios positivos, se necesitan más ensayos aleatorios y controlados de alta calidad para confirmar los resultados obtenidos hasta ahora

Other languages:

More contributions:

Most popular articles:





Interested? Register now free and without obligation for a 14 day trial version of the saccadic training: